miércoles, 29 de abril de 2015

EL SISTEMA INMUNOLOGICO DEL ALMA ✩✩



El Sistema Inmunológico del Alma.

¡¡HIJOS Y HERMANOS!!

Infinidad de personas, sobre todo la mayoría de los médicos, laboratorios, farmacias y más, se reirían de ustedes si les dicen, que existe un sistema inmunológico del alma. Comenzando que muchos de ellos, no creen ni que ella exista.

El sistema inmunológico es la defensa natural del cuerpo contra las infecciones. Por medio de una serie de pasos, el cuerpo combate y destruye organismos infecciosos invasores antes de que causen daño. Cuando el sistema inmunológico está funcionando adecuadamente, nos protege de infecciones que causan enfermedades. Los científicos han empezado a comprender el sistema inmunológico. Han podido entender el proceso en detalle. Los investigadores están generando más información sobre su funcionamiento y qué pasa cuando no anda bien.

Así como el cuerpo físico posee un sistema inmunológico que lo protege, también el cuerpo síquico lo tiene.

Cuando escuchan malas noticias por los medios de comunicación, eso los preocupa y asusta, porque perciben que el planeta no está bien, que los seres que lo habitan no están cuerdos, andan desorientados y terriblemente confundidos, al verlos así, concluyen que las personas están muy enfermas. No comprenden como seres que se dicen humanos, puedan cometer atrocidades contra otros o contra el planeta. Para ustedes, seres espirituales, estas personas están extraviados y perdidos. En vez de juzgarlas, criticarlas y rechazarlas, tienen que entender, que su sistema inmunológico-psíquico no está funcionando bien.

El alma se enferma, porque su sistema inmunológico “Astral-Etéreo” no actúa correctamente. Al no trabajar adecuadamente, deja entrar a los virus-pensamientos-negativos-enfermos que pululan en el ambiente, los cuales se filtran y se enquistan en el alma, contaminándola e infectándola de pensamientos bajos, enfermos y distorsionados, desfigurando en la persona, su forma de ser, actuar y pensar.

Al entrar los pensamientos-negativos-enfermos y contaminar el alma, ésta ya no se encuentra en condiciones de proteger al cuerpo material, ya que sus pensamientos desordenados y caóticos complicarán la labor de los sensores, que no entenderán absolutamente nada. Al no poder defenderlo, el cuerpo material también se enfermará, porque su sistema inmunológico-físico estará débil, enfermizo y frágil, funcionará tan mal como el psíquico. Es aquí que surgen las enfermedades, tumores, padecimientos, dolencias, malestares, daños, dolores crónicos etc.

Ustedes catalogan a las enfermedades físicas llamándolas de mil maneras y saben que son transmitidas por: virus, bacterias, microorganismos, gérmenes etc. Así como existen estas criaturas que enferman al cuerpo material, así existen las energías-pensamientos-negativos-enfermos que contaminan el alma, impidiéndolos pensar, raciocinar y discernir lo que está correcto o incorrecto.

¿Cómo penetran estas energías enfermas dentro del alma? Ustedes dirán…Quizá es una energía-pensamiento-virus que entra por la nariz a través de la respiración. Quizá es una energía-pensamiento-bacteria que entra por la sangre cuando tenemos una herida. Tal vez nos contagiamos cuando estamos con otras personas enfermas y así por delante. No entra ni por la nariz, ni cuando tienen una herida, ni cuando se juntan con otras personas. Las energías-pensamientos-negativas-enfermas penetran en el alma, cuando el sistema inmunológico-energético, se encuentra en un voltaje de frecuencia y vibración muy bajo. Veamos cuándo y por qué:

El sistema inmunológico del alma se llama: Objetividad-Positiva. Esta cualidad radica en la Glándula Pituitaria donde se encuentra el alma o sea, las emociones. La objetividad-Positiva es un sensor, el cual capta todo lo que se le presenta en frente. Sus herramientas son los sentidos externos: La visión. La audición, el olfato, el gusto y el tacto. Estos sentidos son los que ustedes deben cuidar y fortalecer para no enfermarse.

Al fortalecerlo y cuidarlo, ustedes van a despertar otros sentidos internos que pertenecen al alma como: La percepción, la Intuición, la sensibilidad, la comprensión, la captación, la perspicacia y la clarividencia. Para que los sistemas inmunológicos-energéticos de ambos cuerpos, material y psíquico, funcionen correctamente, deben trabajar con los doce sentidos al mismo tiempo. Veamos que significa Objetividad…

Objetividad

La objetividad es la cualidad de lo objetivo, de tal forma que es perteneciente o relativo al objeto en sí mismo, con independencia de la propia manera de pensar o de sentir (o de las condiciones de observación). La objetividad de un sujeto está relacionada con planteamientos tan epistémicos como morales. La encontramos habitualmente formulada en términos de neutralidad, imparcialidad, o impersonalidad. Se trata de un distanciamiento del sujeto respecto de él mismo en aras de acercarse al objeto, desde una concepción en la que objetividad y subjetividad se excluyen mutuamente.

Una persona objetiva, se enfoca y observa las circunstancias y no en los problemas. Ser objetivo, es un desafío en la vida, porque les exige encarar los problemas a través de un enfoque equilibrado, que puedan separar claramente lo que es Razón y Emoción. Este enfoque claro, diáfano y conciso, es lo que les va a permitir ser objetivos y positivos, al serlo, podrán sopesar la acción, obra y pensamiento de ustedes mismos y de los demás. Con esta evaluación podrán darle el verdadero significado y valor, para poder aceptarlo o rechazarlo, como parte de sus vidas.

Para ser personas objetivas-positivas, necesitan observar su alrededor desde varios ángulos y también trabajar con algunas herramientas que les permitirá que la observación sea más definida, como por ejemplo: Imparcialidad, Rectitud, Consciencia, Ética, Moral, Tranquilidad, Justicia, Sentido Común, Coherencia etc. Estas cualidades son las características que el sistema-inmunológico del alma tiene y con las cuales trabaja para indicarles y protegerlos.
Al tener su sistema-inmunológico-objetivo-positivo, podrán tomar decisiones más concretas, justas y eficientes. Las relaciones personales y humanas se mejoran, generalmente una persona objetiva, siempre será respetada y valorada por su sentido de Armonía, Paz y Amor que ella transmite en todos los momentos de su vida.

El sistema inmunológico-objetivo-positivo, está siempre alerto e imparcial para detectar y atacar al agente-pensamiento infeccioso antes de que cause daño. Sea cual fuere el agente, el sistema inmunológico-objetivo-positivo lo reconoce como un cuerpo ajeno (percepción). Estas energías-pensamientos-negativos-enfermos no pueden entrar en el alma, porque son inmediatamente rechazados por la inmunidad (Intuición) que la objetividad posee.

La primera línea de defensa del sistema inmunológico-objetivo es formar dentro del alma un grupo de cristales-células-antimateria llamadas: Sensores Perceptivos (Anticuerpos). Estos cristales-perceptivos circulan por el cerebro y por el cuerpo Astral-Etérico (alma), vigilando cualquier interferencia o una posible contaminación energética.

Cuando un pensamiento-negativo-enfermo quiere invadir al alma, el sensor-perceptivo (Anticuerpos), rápidamente lo detecta y lo captura dentro de su cristal-célula-antimateria, no lo deja entrar en el alma, porque lo mantiene preso en su cristal y en el cuerpo astral-etérico, para luego procesarlo y transmutarlo, convirtiéndolo en una energía-pensamiento-positiva.

A veces este proceso por sí solo es suficiente para eliminar al invasor. Sin embargo, en la mayoría de los casos, otras herramientas como: La razón, el raciocinio, la lógica, la reflexión, el cálculo, la probabilidad, el análisis y más (otros anticuerpos) son necesarios, para que el sistema inmunológico-objetivo-positivo pueda realizar su trabajo correctamente, uniéndose en la lucha para poder vencer al usurpador. Estas herramientas-anticuerpos se liberan y entran en la circulación energética del alma para encontrar y unir más sensores-perceptivos, de tal forma que los invasores no se puedan multiplicar, enfermando todo lo que se encuentra en su camino. En el último paso de este proceso, un sensor importantísimo se activa llamado: Sensor-Entendimiento, el cual se encarga de remover y transmutar al invasor del cuerpo-astral-etérico o sea, del alma.

Normalmente, el sistema inmunológico-objetivo-positivo se encarga de combatir a los virus-pensamientos-negativos-enfermos e infecciosos que amenazan la salud psíquica. Pero si ocurre una falla, el mismo sistema inmunológico que ha sido diseñado para proteger, puede también volverse en contra, ya que no está percibiendo ni captando nada.
Cuando el sistema inmunológico-objetivo no trabaja con la energía-positiva, no marchará adecuadamente, porque no tiene sus sentidos internos despiertos, no puede distinguir sus propios pensamientos ni de los demás y en vez de luchar contra las energías-negativas-enfermas, tiende a absorber y mezclar en su alma, todos los pensamientos sin entendimiento, transformándola en un caos de Angustia, malestar, tristeza, rabia, cólera, desarmonía, incomodidad y mucho más.

Si decimos que el sistema inmunológico es la Objetividad de las energías-pensamientos que son el alma, entonces piensen lo siguiente: Si el cuidado del alma no funciona adecuadamente, lleguen a la siguiente conclusión, que es el alma desprotegida la que produce confusión y desorden. Ustedes saben, por explicaciones que ya les hemos dado, que es en el alma donde radican las emociones y todo que sienten y viven en esta vida. Saben también que si no se protegen de las emociones-negativas-enfermas, la vida se convierte en un desbarajuste material y emocional.

¿Qué harían ustedes para que su sistema inmunológico físico funcione bien? Cualquier médico les dirá: Aliméntate correctamente, no comas alimentos dañinos. Has ejercicios de por vida. Trata de vivir una vida saludable. No uses drogas, alcohol. Mantente en tu peso ideal. Disfruta sanamente de la vida. Sé positivo y trata de realizarte en lo que te gusta.

¿Qué harían ustedes para que su sistema inmunológico-objetivo-positivo funcione bien? Cualquier consejero espiritual les dirá: Aliméntate con pensamientos sanos y positivos. Trata de vivir una vida de Conocimiento, Entendimiento y Amor. No utilices nada que vaya en contra de los principios de la ética y moral. Mantente lúcido y despierta tu consciencia. Disfruta de la vida que el creador te dio y hazlo siempre con pensamientos elevados. Realízalo lo mejor que puedas y nunca hagas daño a nadie. Trabaja tus emociones, sicoanalizando tus experiencias y vivencias. Sé feliz porque tu lo mereces. Levántate todas las mañanas y da gracias al universo por tener la vida y siente que esa vida te pertenece, responsabilízate de ella y sé consciente de todo lo que te rodea.

Con esta forma de vivir, el sistema inmunológico-objetivo-positivo nunca va a fallar, siempre los sensores estarán atentos para cualquier interferencia y de ninguna manera dejará entrar a los virus-pensamientos-negativos-enfermos, porque los sentidos internos les avisarán y los protegerán, cuando algo no está funcionando bien. El sistema inmunológico-objetivo-positivo, es la protección que necesitan para que el alma pueda alcanzar el bienestar de vida y la elevación de la existencia.

El mundo está como está, porque las personas no tienen creencia, no han activado nada dentro de ellos, viven en la oscuridad e ignorancia de sus vidas, sin saber dónde están ni por qué viven. Estas personas no han movilizado su sistema-inmunológico-objetivo-positivo, por lo tanto, son almas en pena, divagan y se apoyan en su vida atormentada, sin tener ninguna noción ni conocimiento de una existencia, que va más allá de cualquier beneficio material. Ellos luchan por obtener oro, dinero, joyas, poder y más, viviendo en un reino pasajero y de fantasía. Son almas enfermas, son virus-pensamientos que corroen enfermando todo lo que se encuentra a su paso…

¡¡Protéjanse de ellos, activen el sistema inmunológico-objetivo-positivo. Cuídense de no enfermar el alma y contagiarse de energías-pensamientos-negativos-enfermos!!.

Comiencen a entender lo que les sucede internamente y trabajen para mejorar sus condiciones de vida. Así cuando un virus-pensamiento-negativo-enfermo los quiera atacar, el sistema-inmunológico-objetivo-positivo se encuentra alerto y en las mejores condiciones para cuidarlos, de esta manera, los sensores siempre estarán atentos a cualquier interferencia o enfermedad que impida la elevación y el Regreso al origen…El Universo.

¡¡Tengan la seguridad que existe dentro de ustedes un sistema inmunológico-objetivo-positivo y funciona, siempre y cuando ustedes la lo activen con Creencia, Conocimiento, Entendimiento y Amor!!

Este sistema es el guardián del alma, es la protección del ataque de cualquier enfermedad física y psíquica y al hacerlo, les permite vivir en: Armonía, Paz, Tranquilidad, Fraternidad, Quietud, Orden, Ecuanimidad, Justicia, Rectitud y más, cualidades que ustedes necesitan para trascender y elevar sus energías-pensamientos (alma) y si las elevan con Conocimiento, Entendimiento y Amor podrán decir con orgullo: Estoy sano, fuerte, dinámico, activo, vivo una vida plena y feliz.

¡¡Hermanos nuestros, estamos junto a ustedes, nunca los abandonaremos, siempre los protegeremos de todo mal, tengan Creencia, despierten su Consciencia y vivan de acuerdo a ella. Cuídense, la fuerza Reptiliana que estuvo escondida, camuflada y oculta, mostrará su verdadera imagen de lo que realmente fue, es y será, ya no se dará el trabajo de disimular o encubrir, ella mostrará su cara tal cual es: La Ambición y la Distorsión.

¡¡El universo está con ustedes, no duden nunca del Amor Universal, porque el creador vive y reina dentro de cada uno de ustedes y mientras él reine en sus corazones, no deben nunca temer!!

EL SER UNO – Los Voluntarios-Ayaplianos de Alfa Centauri.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada