sábado, 6 de diciembre de 2014

LAS NECESIDADES SIGUEN AHI

¡¡ HÁGASE TU VOLUNTAD!!
El ser humano muchas veces se limita, cree que con solo pedirle a dios que nos conceda lo que necesitamos, las cosas van a cambiar, semana tras semana formamos una lista interminable de necesidades, “señor danos trabajo”, señor danos salud”, “señor danos de comer”, “señor danos paz en nuestros corazones”, etc. pero cuando levantamos la vista y vemos que esas necesidades siguen ahí, y no hemos avanzado, pensamos que dios no nos escucha o que quiere lo peor para nosotros, no nos damos cuenta que si no creamos nuestro propio camino, dios no lo va a hacer por nosotros, dios nos escucha con atención, pero también nos deja actuar con el libre albedrio que a cada uno de nosotros nos corresponde por derecho divino en este planeta, dios podrá escuchar “dios dame trabajo”,  lo que no hará, es que en ese preciso momento se levantara y buscara en las bolsas de trabajo de todas las empresas, cual es el empleo que más nos conviene, o escuchara decir “dios cura mi enfermedad” y en ese momento no se pondrá a buscar en todos los hospitales o clínicas, cual es el mejor doctor que esté disponible para que nos recomiende personalmente y nos atienda, dios lo que si nos dirá, será “ayúdate que yo te ayudare”, tenemos que tener fe en él, sí, pero en ese preciso momento debemos de tomar nuestra responsabilidad en el asunto y empezar a ver por nosotros mismos y por nuestras propias necesidades, cuantas personas existen que se conforman con hacer un listado de peticiones a dios y se sientan a observar cómo va girando el mundo, hay personas que todavía se atreven a decir “si dios ya tiene escrito mi camino, para que me esfuerzo”, y al final lo único que hacemos es maldecir: “es que dios nunca me quiso”, “es que dios nunca me ayudo”, “es que dios nunca me escucho”, nosotros mismos sin quererlo nos ponemos limites, barreras, nos marcamos en la vida y decidimos que podemos hacer y que no debemos de hacer, nos ponemos limitantes de acuerdo a cada una de nuestras creencias, educación, cultura, etc……pero sobre todo en lo religioso, no somos libres de poder tomar el camino que quisiéramos, nos dijeron que así es como debemos de, pensar, actuar, o ser. Lo que nos corresponde es ver dentro de nuestra conciencia interna, percatarnos que dios está dentro de nosotros mismos, que ahí es donde podemos ser escuchados, que ahí es donde vive, debemos de permitir dejar fluir nuestro verdadero sentir y ser, escuchar a nuestro corazón, indagar cual es el camino correcto, eso facilitara que se cumpla lo que por derecho divino nos corresponde, debemos de prepararnos para esa gran transformación que nos exige actuar con humildad y amor, y aceptar el desafío de la evolución para trascender. En definitiva, entender que lo que realmente estamos haciendo es, “haciendo nuestra voluntad y no la suya”. Lo más interesante es que podemos descubrir que quizás, podemos unificar nuestra conciencia, para que la voluntad de dios y la nuestra…..sean la misma.

Bendiciones de luz para tod@s.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada