viernes, 19 de septiembre de 2014

A CANCIÓN Y LOS COLORES - SAINT GERMAIN (ADAMUS)

Vamos a empezar con algo muy simple. Vamos a empezar con el canto de un pájaro. Podría haber un mundo entero a su alrededor y miles y miles de cosas pasando, pero vamos a empezar con este pájaro. En algún lugar de la Tierra un pájaro canta. No ha adquirido su canción, no se le ha enseñado. Simplemente lo hace. Sólo sale. Ustedes están viendo el pájaro con los ojos humanos, pero yo voy a invitarlos ahora a cerrar sus sentidos y vamos a hacerlo juntos.

Están viendo al pájaro y están escuchando su canción. Huelen el pasto y la pradera que está al pie. Están sintiendo el viento y el sol, porque este es un buen lugar para estar, todos estos sentidos trabajando juntos. No hay ninguna distracción. Esto es lo que los humanos llaman felicidad, cuando hay armonía en todos sus sentidos, la armonía completa en un solo momento. Ahora imaginen lo que sucedería si pudieran traer todos estos sentidos juntos.

Podría dejar que ustedes sepan ahora que el canto de los pájaros, el pájaro en sí, la sensación del sol y todo lo demás a su alrededor es frecuencia y vibración, pero eso no va a hacerles ningún bien por el momento por lo que vamos a mantenerlo en un nivel metafórico, en el nivel de la imaginación. Los invito a buscar el sentido que les toca más y en este caso, sería el canto de los pájaros, oírlo cantar. Tomen lo que están escuchando y sintiendo bajándolo hacia el timo, en el pecho. Llévenlo hacia abajo. Tomen un momento.

¿Qué se siente como en el interior, la sencillez de este canto de un pájaro? ¿Creen que en realidad proviene de ustedes? La canción son ustedes. El pájaro canta porque están ahí. Tómenlo en su corazón. Tomen una respiración profunda y aprópiense del canto.

Pasemos ahora a los ojos. Están viendo el pájaro y están viendo sus colores y el verde que lo rodea. Dondequiera que estén, toman la energía de los colores desde sus ojos directamente en su Akene, en el centro de su corazón. Dejen que todos los colores fluyan hacia dentro de ustedes y dense cuenta de que ustedes son el pintor, que han pintado los colores en el paisaje. Ustedes también son el músico, porque han creado la canción. Los colores y la canción están dentro de ustedes.

USTEDES SON EL ARTISTA Y EL ARTE
Vamos a oler la hierba ahora. Oler la cálida brisa que está a su alrededor y todo lo que trae consigo. Tomen ese olor; introduzcan esta energía directamente a su pecho. Una vez más verán que ustedes son el artista de ese olor y todo lo que viene con él porque lo han creado.

Es hora de centrarse ahora en el gusto. Esto es uno muy sutil, y estarán de acuerdo, pero como están de pie allí, en la pradera, pueden degustar las cosas, ¿no? Pueden saborear el aire que entra por la nariz y la hierba que es tan fresca, que aún tiene el rocío de la mañana. Ustedes pueden probar esto cuando lo huelen. Es tan delicado y delicioso. Introduzcan el gusto dentro del pecho.

¿Pueden sentir todo eso también? Pueden estar descalzos para que puedan sentir el césped. Pueden sentir el sol en su piel, en su rostro y en su cuerpo. Tal vez el pájaro ha volado hacia ustedes en el ínterin y pueden sentir que se asienta en su dedo. Cualquiera que sea la sensación que sientan, que lo puedan tocar, introduzcan eso justo en su interior. Jálenlo dentro de su pecho. A pesar de que está allí ahora escuchando a ese pájaro, algo está sucediendo en su interior, en su pecho. Todo se está reuniendo justo ahí.

¿Sienten cómo todas estas cosas, estos sonidos y los colores, todas estas sensaciones se fusionan como una en el pecho? Se convierten en uno y cuando lo hacen, es difícil decir "que estoy escuchando a esta ave, o que estoy escuchando esta canción", porque todas esas sensaciones se han unido. Tocar, oír, oler, gustar y ver. ¿Cómo se siente degustar la canción, oler la canción, ver la canción? ¿Cómo hace el sonido de la hierba? Todo eso está ahora allí, mezclados en el centro de su pecho.

Y desde este momento, nos expandimos...

Están todavía allí en el prado, pero se expanden. Hace un momento creían que estaban allí de pie, solo escuchando el canto de esta ave. Ahora, cuando tienen toda esta mezcla que continúa en el interior, pueden comenzar a darse cuenta de que ustedes son el prado. Ustedes son el pájaro. Ustedes son el césped. Ustedes son la canción. Ustedes son la brisa. Ustedes son el sol.

LIBERANDO EL ESTADO DE SU CREACIÓN
¿Se dan cuenta por qué el sol está ahí?, ¿Por qué el ave está allí? La única razón es queustedes querían que estén allí. Ustedes eligieron creándolo. Estaban en armonía por lo que crearon un momento de armonía interior. Y eso es exactamente lo que ahora van a expandir. Sólo que no van a expandir esta creación interna, lo que quiero que expandan es que esto que ustedes están haciendo lo hagan todo el tiempo.
Ustedes lo saben en un plano teórico, el hecho de que ustedes son todas las cosas, pero a menudo es muy difícil de aceptar. Cuando piensan en lo exterior o en"la armonía exterior", entonces piensan en un planeta sin guerras, sin dolor, sin culpa, sin hambre, ni sufrimiento y sin muerte. Ustedes dicen que estas cosas no pueden ser suyas, pero lo son. La aceptación de este hecho es la recuperación de su creación completa. No hay coincidencias en el universo. Aceptar todas las cosas como son, les llevará de nuevo a su poder para cambiar y crear.
Por lo tanto, voy a pedirles que se queden con esta sensación de que los sentidos se integran perfectamente y permanezcan muy estrechamente ligados a ello, porque ahora vamos a buscar cosas que quizás no se sientan del todo armoniosas.
Expándanse y conviértanse en el país en el que están. Pueden sentir lucha o pueden sentir la guerra o el dolor, pero no se preocupen por estas cosas. No importan. No, en realidad. Sí, ustedes las crearon, pero es necesario comprender que el amor es la clave para que se desbloquee todo lo que ha salido de ustedes como parte de su creación. Usando amor por uno mismo y compasión, se puede desbloquear el estado de su creación mediante la mezcla de los sentidos y permitiéndose ver que todo era amor, para empezar.

No importa lo que sus sentidos les están diciendo en la separación, que en el mundo que ven a su alrededor puede haber dolor, cuando mezclan todos estos datos juntos en la misma forma como lo hicieron con el pájaro, el sol y el prado, encontrarán incluso que aquello que se parece – a la separación - se parece al dolor, sentirán como amor mezclado en su corazón. La salida, la efusión de su alma, será una vez más el amor, cada vez más.
Es en este punto que comenzarán a darse cuenta de que literalmente pueden hacerlo todo de nuevo. Hagan esto, y una vez más, desbloquearán su potencial como creadores de la elección y la belleza.
¿Puedo hacer esto?
Yo, Adamus, su amigo, estoy aquí para hacerles saber que la respuesta es . Ustedes pueden quedarse allí mientras la gente está peleando, gritando y llorando. Esto sólo parece feo cuando se mira desde un punto de vista de separación y sus sentidos crean esa división, porque tienen cinco de ellos en su cáscara biológica. Es porque se han acostumbrado a ver y escuchar esas cosas que los mantiene encerrados en un ciclo repetitivo de creación en el que se crea constantemente más de lo mismo. ¡Tienen tanto poder como creadores, aun cuando lo han olvidado!
Ahora, volviendo a las luchas en su país o alrededores, no importa cuán grandes o pequeñas puedan manifestarse: desde una perspectiva de neutralidad pueden incorporar esto dentro de sus sentidos y mezclarlos, como uno. La neutralidad significa que dejarán la emoción, pero no la compasión. A medida que tomen la negatividad que hay a su alrededor a través de sus sentidos, los mezclan de la misma manera que lo hizo con el pájaro.
Ustedes pueden optar por permitir el sentimiento básico de armonía interna en cualquier situación y permitir que la experiencia externa se moldee en armonía también. Si aceptan que son el creador de las circunstancias externas y que USTEDES las están emitiendo, y si entran en el estado de armonía interior que podría ser llamado el sentido infinito del Akene, del espacio del corazón, entonces permitirán que la lucha o la discordia cambien. Ustedes han cambiado la energía alrededor de ella y fluirá en cada partícula de su mundo exterior. Eso, amigos míos, es la Energía Libre en acción. 
Vamos a expandirnos de nuevo y vamos a estar con el planeta entero. No me basta con utilizar palabras ahora. Estoy haciendo esto como lo estoy diciendo, y los estoy llevando conmigo. Los invito a venir conmigo. Móntense a mi energía. Déjenme ser su caballo por un rato y vamos a remontarnos sobre toda la Tierra. Juntos, nos convertimos en esta hermosa perla y permanecemos en armonía a pesar de que sienten que muchas, muchas cosas están sucediendo en toda la Tierra.
Todos estos diversos pensamientos, todos estos diferentes sentimientos que la gente tiene: simplemente déjenlos ser. Sólo armonícenlos como uno. Fusionen todo junto. Para todo el odio, el dolor y la tristeza que puedan llegar a sentir, que haya al menos una cantidad igual de amor, alegría y libertad. Una vez que se mezcla todo junto, el amor es todo lo que queda.

AFÉRRENSE A MI MELENA
Vamos ahora más profundamente, pero el viaje se va a intensificar, así que tomen una respiración profunda y aférrense a mi melena. Como estoy galopando fuera de los límites de la Tierra, antes de que lo sepan tocamos el sol y es cuando todo comienza a cambiar porque este es el concepto de una criatura Akeneica allí. Sientan la expansión que el portal del sol les trae. Rápidamente los lleva a través de los sistemas estelares que los rodean y los está llevando a través de todo este universo hasta que sienten que las fronteras del universo no son lo suficientemente grandes para sostenerlos. Se expanden desde allí, para tocar otros universos y llegar a otra vida y van mucho más allá de cualquier cosa que conozcan... y antes de que sepan no podrán recordar cuántas vidas y estrellas y galaxias tocaron.

Es difícil ver ahora este pequeño planeta llamado Tierra, porque desde este ángulo, es uno con todo lo demás a su alrededor. Al dejar la mente atrás, se dan cuenta de que todo es uno de todos modos. Desde su perspectiva sobre la Tierra, tal vez podrían ver las cosas de forma separada, pero no desde el espacio que ahora ocupamos juntos. Este es un ángulo infinito. Ahora ya son todo el cosmos, mientras que ustedes todavía están allí, en esa pradera donde las aves cantan, justo donde empezamos nuestro viaje.

Esta vez no les voy a pedir que tomen todo eso y que lo hagan más pequeño y lo vuelvan a introducir en su corazón. No, les voy a pedir que se enfoquen en la envergadura de lo que ustedes son, pero que también se centren en la persona de pie en la pradera y la vamos a agrandar. 
Ahora están creciendo por segunda vez, elevándose a la proporción extrema; son más grandes que los árboles, más grandes que el cielo. Antes de que lo sepan estarán viendo las estrellas y estarán viendo los planetas y estarán viendo el sol y se van a encontrar siendo más y más grandes como cuerpo físico... hasta que sean tan grandes que todo este universo que acaban de sentir, el cosmos entero, se ajusta justo en el espacio de su corazón, en el timo. Ahora se darán cuenta: si todo lo que es toda la creación, está allí mismo, en mi pecho, entonces yo soy Dios. Y soy el latido de la vida. Son el corazón de todas las cosas. Son el centro de todas las cosas. Ustedes son lo que son, lo que Yo soy.

Ahora permanezcan en ese momento el tiempo que deseen.

Me voy a ir ahora, pero voy a volver, como siempre.

Los amo. Namaste.
Y así es.

Un ejercicio de energía por Adamus
Grabado en Grants Pass, Oregon
Febrero de 2008

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada